MEDITACIONES
«Que maravilloso es el poder llegar en cualquier momento al fin de la vida con el alma tranquila, puesta en las manos de la misericordia de Dios» (Cristo al centro, n. 2045). MEDITACION No. 116-G4 Remedio contra el chisme y la mentira Junio 17 Una senora muy aficionada a divulgar historias falsas y a practicar el arte del chisme, no parecia querer corregirse con los consejos de su esposo. "Lo siento no lo dije con intención me retractare", acostumbraba decir, pero siempre volvía a su mala costumbre. Finalmente su esposo la envió a confesarse con un sacerdote quien con una buena penitencia, le dió una gran leccion. Como penitencia vuelve a tu casa y tráeme dos gallinas. Inmediatamente regreso la senora con las gallinas. Ahora mátalas y regresa a tu casa por el mismo camino por donde viniste y mientras caminas vas quitándoles pluma por pluma, hasta dejarlas peladas y vas dejando regadas las plumas por el camino y regresa manana con las gallinas desplumadas y luego te absolveré, le dijo el sacerdote. Esa penitencia es fácil dijo la señora chismosa con expresión de alegría en el rostro. Al día siguiente, volvio la senora con las gallinas en la mano. Padre deme la absolución, pues he cumplido la penitencia. Muy bien hija, pero antes, vete a tu casa por el mismo camino, llévate las gallinas y vas recogiendo pluma por pluma y se las vas poniendo a las gallinas hasta que queden nuevamente emplumadas como antes estaban. Pero, Padre ¡eso es imposible! Exclamó la señora, el viento las ha regado por los montes y por toda la calle. Exactamente, dijo el sacerdote. Es lo mismo que sucede con las habladurías que propagas, una vez dichas no hay forma de recogerlas. Comentario: Lo mismo sucede en la vida de cada día. Las palabras de murmuración de calumnia que se lanzan libremente con poca o ninguna intención de producir el daño que pueden causar, es posible que vuelen hasta el interior de las vidas de centenares de personas y resulten tan imposibles de recoger, como las plumas al viento. Esto me recuerda un sabio pensamiento: Conserva la boca cerrada, cerradas las puertas de la vista y el oído y mientras vivas no tendrás problemas. Pero abre la boca y estarás en dificultades toda tu vida. (Lao Tsé) Cita Biblica: La lengua... es un látigo incansable lleno de veneno mortal. Con ella bendecimos a Dios Padre, y con ella maldecimos a los hombres hechos a imagen de Dios". (Santiago 3, 8-9)
Publicidad
 
 
Hoy habia 1 visitantes (19 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=